16 marzo 2009

Un médico (y emprendedor) australiano

Debe de ser el hombre más atareado de Canberra. Como los otros entrevistados, tiene sólo 25 años pero, por su currículum, parece mayor. Trabaja como doctor en el hospital público de la ciudad y, a la vez, dirige una cadena de restaurantes de comida rápida y un estudio de diseño gráfico que dan trabajo a 40 personas. Ha creado una fundación que construye escuelas para niños desfavorecidos en todo el mundo y prepara un documental sobre enfermos terminales. Es un emprendedor nato. Dice que, para hacer frente a la crisis, lo que hace falta es ser más listo. Sam y su família son de Sri Lanka y encarnan un sueño tan potente como el americano: el sueño australiano.

1 comentario:

Carla dijo...

Habéis hecho la foto delante del Parlamento... A este hombre sólo le falta hacer política! :)